Isco juega al son del entrenador que le toque

El mediapunta malagueño ha experimentando una temporada muy particular, de esas que son tan complicadas de analizar en uno cuantos caracteres. La campaña 2018-2019 se divide en tres actos, tres tiempos en donde el jugador ha demostrado que puede seguir aportando a la causa merengue. Ahora con la vuelta de Zidane su papel puede volver a ser decisivo.

Con Lopetegui se pensó que Isco iba a ser determinante y lo fue. Así como en la selección española bajo el mando del vasco. Con el Madrid del exseleccionador de La Roja, el malagueño demostró que sería uno de los jugadores más determinantes de la plantilla. Su estilo de juego aportaba mucho para la propuesta de un entrenador que apostaba a la tenencia de la pelota.

En esos dos meses el andaluz se afianzó como indiscutible. Tanto así que tras su lesión vino la debacle de los merengues y del proyecto de Lopetegui. Sin Isco, el equipo cambió de una manera extraña tanto que prácticamente perdieron La Liga en noviembre.

Llegó diciembre y con él Santiago Solari, un entrenador salido de la cantera y que tenía como misión apaciguar las cosas y darle otro giro al destino del Madrid en una temporada que ya pintaba como mala tras la salida de Ronaldo y Zidane en la temporada muerta.

Isco se recuperó de la lesión de apendicitis, pero no mostró una mejoría en su juego. Al contrario no pudo convencer al estratega argentino y éste lo relegó al banquillo. El esquema táctico de Solari no dependía de la movilidad y visión de juego de un jugador que estuvo en la lista de transferibles en el mercado invernal.

El Madrid jugaba a poco y a veces a nada. Hacía falta un centrodelantero puro y un mediocampista que acomodara las cosas. No se buscó al atacante y Solari no recurrió al estelar mediapunta por el contrario prefirió seguir apostando por la nueva camada de jugadores qué de a ratos  le salvaban las castañas al sudamericano.

Pero los malos resultados no pudieron evitar la caída de un ciclo que no tenía estabilidad y Florentino prefirió apostar por la vuelta de Zidane y francés no dudó en recurrir a Isco como uno de sus pilares para que el Madrid resurja y sea de nuevo competitivo para la temporada que viene.

La confianza del francés le trajo buenos resultados ya que Isco está recuperando la forma y empieza a demostrar que sigue siendo un mediocampista con gol y visión de juego. Eso es lo que quiere “Zizou”, tener una plantilla con mediocampistas que muevan la pelota y pongan el pase preciso a los delanteros.

Isco ha sido irregular, de eso no hay duda, pero como termine la temporada dependerá si sigue o no en el Madrid con Zidane o sin él.

Manolo Portillo / Twitter / Instagram

Leave a comment

Suscríbete

Suscríbete y recibe nuestro contenido antes que nadie 

Copyright © F5 Fútbol 2019. Todos los derechos reservados.